Cómo elegir un implementador de ERP

Seleccionar un ERP es un proceso complejo, largo y que involucra muchas áreas de la empresa. Sin embargo, este proceso no debe enfocarse solamente a la selección del producto; la elección de la empresa implementadora será clave para que el proyecto llegue a buen puerto.

Un proyecto de implementación de un ERP tiene dos partes: la elección del Software propiamente dicho y la elección de la empresa implementadora. En algunos casos, el sistema puede ser implementado por solo una empresa propietaria del ERP pero en otros, el mismo sistema puede ser implantado por varias compañías comercializadoras.

En ambos casos se destaca la importancia de elegir una empresa sólida, con experiencia y con calificado equipo de trabajo a la hora de pensar en un sistema de planificación de recursos de la empresa (ERP, por sus siglas en inglés).

La empresa implementadora será la encargada de poner en marcha el sistema, de adecuarlo al cliente, de capacitar a los usuarios, de actualizarlo y mantenerlo. También será la responsable de ofrecer soporte técnico post implementación para asistir a los usuarios.

Entre el implementador de ERP y el cliente se establecerá una relación de largo plazo, de gran compromiso y confianza, por lo que es prudente tener en cuenta estos tips:

  • Solicitar referencias: con el objetivo de establecer su capacidad de manejo de contingencias y de administración del proyecto en términos de cumplimiento, riesgos y costos.
  • Estudiar casos de éxito: para conocer cómo se resolvió la problemática del cliente.
  • Evaluar su estado patrimonial: los antecedentes crediticios y la solidez económica ayudarán a comprender si el proveedor está financieramente equilibrado.
  • Valorar certificaciones: sean de calidad, de entrenamiento técnico o de conocimiento de las marcas, que son las que aseguran el cumplimiento de estándares internacionales.
  • Conocer los equipos de trabajo: para evaluar la experiencia y los skills adecuados para el proyecto.

Por último, además de consultar al mercado, hacer las preguntas pertinentes y revisar experiencia y certificaciones, es muy importante que desde el cliente se tengan en cuenta las cuestiones relativas al perfil general del equipo y aclarar el Scope de Servicios desde el momento de inicio, para minimizar riesgos y malos tragos.

Y por supuesto, siempre que existan dudas, recurrir a la empresa de Software seleccionada que es, en definitiva, la más apta para orientarlos en materia de selección del socio correcto.